RECIBES DE QUIEN MENOS ESPERAS

RECIBES DE QUIEN MENOS ESPERAS
 
La vida es una caja de sorpresas que espera pacientemente ser descubierta. Sin embargo, a veces vamos demasiado rápido, demasiado imbuidos en nuestros pensamientos y preocupaciones, como para mirar a nuestro alrededor y apreciar todo lo bueno y bello que nos rodea.

Lo mismo ocurre con las personas con quienes nos encontramos. A veces nuestros prejuicios, estereotipos o simplemente la prisa nos impiden apreciar los regalos que esas personas pueden darnos. Sin embargo, si fuéramos por la vida con la mente más abierta, si tan solo estuviésemos más dispuestos a recibir, descubriríamos con asombro que a veces de quien menos esperamos, es de quién más podemos recibir.
 
A veces, hay personas que simplemente nos sorprenden.

Este fenómeno también se aprecia en las relaciones de pareja o en el círculo de amigos. Cuando todo parece desmoronarse a nuestro alrededor, el mayor apoyo y comprensión puede que no llegue precisamente de la familia, los amigos o la pareja, sino de un compañero de trabajo o un conocido.

De hecho, es algo que ocurre a menudo en los hospitales. Cuando las personas están hospitalizadas en la misma sala y pasan mucho tiempo juntas, suelen encontrar en ese “desconocido” de la cama de al lado el mayor consuelo, una comprensión que personas más cercanas no les pueden brindar ya que no han vivido esa misma experiencia. 

Muchas de estas personas desaparecerán luego de nuestras vidas, se bajarán en la próxima estación y cada quien seguirá su camino. Sin embargo, de vez en cuando, merece la pena recordarlas, recordar cuánto nos aportaron, a menudo sin esperar nada a cambio, sorprendiéndonos gratamente. 

Sin duda, es muy grato que alguien nos sorprenda de esta manera. Nos reconforta el alma recibir algo de una persona que no espera nada a cambio. Sin embargo, no debemos olvidar que para recibir, primero debemos estar dispuestos a aceptar.
 
Recuerda que...

A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes… 

A veces de quien menos esperas, es quien más te entrega, y en quien menos piensas, es quien más te recuerda…

A veces el que más habla, es el que menos oye, y quién más promete, es quien menos cumple…

A veces los que se encuentran más lejos, son quienes a la hora de la verdad están más cerca, y los que en las buenas están más cerca, son quienes en las malas más rápido se alejan…

A veces simplemente nos cuesta entender esa dimensión de vida; ese sentir, pensar y creer que las cosas son menos, cuando realmente son más…
 
 
 
 
Mi Consulta Psicológica
Ana Luisa López Pérez
Psicóloga
 
Av. del Puerto Nº 81, Planta 6ª, Pta. 44.
Valencia, España. 46021.
 
Tel.  963 22 59 73
Móvil: 600 25 80 77

miconsultapsicologica@hotmail.es
www.laterapiaregresiva.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE