LECTURA

 
LECTURA

 La lectura es uno de los mejores hábitos que podemos desarrollar, uno de los mejores regalos que podemos hacernos. Nos reportará beneficios, a nivel cognitivo y emocional. Por tanto, es importante que seamos selectivos a la hora de elegir lo que leemos.

La lectura profunda es lenta y envolvente, rica en detalles sensoriales, emocionales y morales, es una lectura compleja que va más allá de la simple decodificación de las palabras. La lectura profunda se produce cuando el contenido tiene metáforas, alusiones y conceptos complejos, ya sea desde el punto de vista cognitivo o emocional, promueve la reflexión y generan una implicación emocional.

La lectura profunda es una auténtica explosión de sensaciones para nuestro cerebro. De hecho, se ha apreciado que activa diferentes centros cerebrales, que deben trabajar de manera concertada para que podamos entender lo que leemos y vivir en carne propia esas experiencias. 
 
Por si fuera poco, la lectura profunda activa la percepción y las emociones, lo cual indica que no solo estamos comprendiendo lo que leemos sino que estamos viviendo las aventuras a la par de los personajes.
 
Por eso, no es extraño que se haya apreciado que después de que una persona lee una buena novela, aumenta su nivel de empatía, es capaz de comprender mejor las ideas de los demás, aunque sean diferentes de las suyas, y compartir sus estados emocionales.

La lectura profunda nos permite comprender el texto, memorizarlo y reflexionar al respecto. 

Por tanto, la próxima vez que vayas dedicarle unos minutos a la lectura, asegúrate de que valga la pena. Elige materiales que te emocionen, te hagan reflexionar, despierten curiosidad o te hagan disfrutar
 
 
 
Mi Consulta Psicológica
Ana Luisa López Pérez
Psicóloga
 
Av. del Puerto Nº 81, Planta 6ª, Pta. 44.
Valencia, España. 46021.
 
Tel. 963 22 59 73
Móvil: 600 25 80 77
 
miconsultapsicologica@hotmail.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE