CRISIS PERSONAL

 
CRISIS PERSONAL

Muchas veces oímos la expresión “crisis personal”, pero la mayoría de las veces no podemos hacernos una idea exacta de a qué se refiere la persona que tiene una crisis personal. Esto es así porque una crisis personal, es eso, algo muy personal, y cada persona tiene una manera diferente de vivirla, de sentirla y de afrontarla. Una crisis personal se puede dar en muchos ámbitos, pero la esencia es que nos genera un malestar personal, muchas veces con sensación de desorientación, de no tener un rumbo claro y no saber hacía donde vamos.

Está claro que las crisis personales no son fáciles. Pero creo que lo más importante es tomar conciencia de que son momentos decisivos en nuestra vida. En función de lo que hagamos o decidamos, la situación puede tener unas consecuencias u otras en nuestra vida y en nuestro futuro.

Independientemente de cómo llegues la crisis personal, muchos de los esquemas de vida que te han servido hasta el momento, ya no son válidos.
Las crisis son oportunidades y así es como hay que verlas, aunque en un primer momento no seamos capaces de verlas de esa manera.  
Los paradigmas que nos han servido durante toda nuestra vida, ahora ya no nos sirven. Tenemos que salir forzosamente de nuestra zona de confort, aprender a movernos en una zona que desconocemos  y eso es todo un reto.
Existen muchos tipos de crisis personales:
* Crisis laboral: puede que no estés a gusto en tu trabajo actual y quieras cambiar de empresa, o que te hayan despedido, lo que estás haciendo laboralmenteya no te hace feliz.
* Crisis de pareja o amorosa: por desacuerdos, evolución por caminos diferentes, las infidelidades o los procesos de separación.
* Crisis derivadas de situaciones de duelo: Perder a un ser querido.
* Crisis derivadas de cambios de ciudad: Podemos encontrarnos solos, sin personas a las que conozcamos, lejos de los nuestros e inmersos en una cultura y costumbres totalmente diferentes.
* Crisis económica: Por desgracia, es muy común últimamente. Encontrarse sin trabajo, sin oportunidades y con serios problemas económicos con los que lidiar.
* Crisis de vida: A los 30 suele ser el momento en que empiezas realmente a ser adulto y las responsabilidades te vienen encima. A los 40, los 50, los 60, cada edad tiene ciertos matices típicos. Los hijos o la marcha de los hijos de casa, la jubilación, el paso a la madurez.
* Crisis existencial: ¿Qué hago aquí? ¿Para qué he venido? ¿Cuál es mi misión en la vida? Todos nos hacemos estas preguntas en algún momento de la vida.

Revélate, sublévate, empieza tu revolución personal.
Cuando decides que ya no quieres seguir dejándote llevar por las circunstancias de la vida, algo cambia en ti. Te reafirmas y empiezas a dirigir tu vida hacia dónde tu quieres que vaya. Esto no se consigue de un día para otro, es un proceso y cada uno debemos hacer nuestro camino de encuentro con nosotros mismos y de aceptación de las circunstancias para poder coger las riendas y empezar a pilotar nuestras vidas.

OPINIÓN Y SUGERENCIAS


Mi Consulta Psicológica
Ana Luisa López Pérez
Psicóloga

Av. del Puerto Nº 81, Planta 6ª, Pta. 44.
Valencia, España. 46021.

Tel. 963 22 59 73
Móvil: 600 25 80 77

miconsultapsicologica@hotmail.es
www.laterapiaregresiva.blogspot.com


Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE