YO ME AMO Y TE PUEDO AMAR

YO ME AMO Y TE PUEDO AMAR

Todos tenemos que acabar con ese juego de "mira lo que me has hecho" o "tú no me quieres". Es una falta de creatividad y de amor por uno mismo. No debemos regodearnos en la sensación de no ser amados. Precisamente, si tengo una sensación de no ser amado, hay que cambiar esa sensación y sentirse amado. ¿Y que se puede hacer? Pues, para empezar, dejar de pedir. Si yo dejo de pedir, estoy en la situación de dar y entonces diremos: "Tú no me quieres, pero yo te adoro". Y en lugar de pasar la vida enfadándonos y fastidiando al otro y sufriendo, dire: "Basta". Yo te amo. No voy a vivir como una víctima toda mi vida. No, yo te amo y eso basta. Si tú no me amas es tu problema, no el mío. Cuando se es creativo, ya no se está centrado en la petición de algo, al contrario, lo construimos nosotros mismos.

Para que esto ocurra debemos ser conscientes de que nuestra felicidad depende exclusivamente de nosotros, no debemos colocarla sobre los hombros de otra persona porque no solo implica ceder el control de nuestra vida sino cargar a alguien con una responsabilidad que no es suya.

Desgraciadamente, a lo largo de los siglos se ha ido conformando la idea y la necesidad de que nos tienen que amar, el problema es que, cuando coincidimos con alguien y comienzan a surgir los primeros problemas, nos sentimos no queridos y abandonamos porque pensamos que no es la "persona indicada". La diferencia estriba en cómo encaramos y resolvemos desde nosotros esa sensación de "falta de amor". 

De hecho, lo que va surguiendo de la convivencia en una relación de pareja se convierte en retos que nos permiten crecer. No se trata de que la otra persona nos complemente sino de que nos anime a ir más allá de nuestros límites. No se trata de que la persona que tienes a tu lado haga lo que no sabes hacer sino que te enseñe tus necesidades afectivas, para que crezcas junto a él o ella.

El secreto radica en amarnos incondicionalmente, para luego amar de igual manera a otra persona.

La relación madura que describió Erich Fromm en su libro "El arte de amar" implica que ambas personas deben ser independientes, completas y felices. Solo así podrán crecer, apoyándose y amándose mutuamente.

Obsesionarse con encontrar una pareja que llene tus necesidades afectivas no es buena idea. En vez de ello, asegúrate de sentirte bien contigo mismo. Cuando proyectas esa sensación, podrás coincidir con alguien para compartir realmente la vida y crecer. De lo contrario, no tiene sentido.

 

Mi Consulta Psicológica
Ana Luisa López Pérez
Psicóloga

Av. del Puerto Nº 81, Planta &º, Pta. 44.
Valencia, españa. 46021.

Tel. 963 22 59 73
Móvil: 600 25 80 77

miconsultapsicologica@hotmail.es
www.laterapiaregresiva.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE