CAMBIOS

CAMBIOS

La única constante en nuestra vida es el cambio. Hay cambios acumulativos, de los que prácticamente no nos damos cuenta, y hay cambios que llegan como un huracán y ponen nuestra vida inestable. En cualquier caso, lo mejor es no resistirse y aprender a adaptarse a las nuevas circunstancias, aprovechando al máximo las ventajas que nos pueden aportar.

En muchas ocasiones los cambios radicales provienen de eventos inesperados que provocan verdaderas crisis existenciales, puntos de inflexión en nuestro camino. Esos cambios son más dolorosos y difíciles de aceptar, sobre todo porque nos toman por sorpresa. Sin embargo, podemos prepararnos para afrontar esos cambios, generando pequeñas transformaciones en nuestro interior.

Podemos cambiar, crear nosotros mismos las oportunidades y prepararnos para la vida.

Encontrar un sentido a tu vida. ¿Qué quieres lograr en tu vida? ¿Qué te ilusiona? ¿Qué te hace verdaderamente feliz?, podrás darle un propósito y una dirección a tu vida.

Escribir tus sueños. Escribir nuestros sueños, aunque nos parezcan imposibles. Y cuantos más, mejor. Lo verdaderamente interesante y transformador de esta idea llega cuando vas más allá, porque te obligas a mirar dentro de ti y preguntarte exactamente qué es lo que quieres, no lo que se supone que debes querer. 

Plantearte objetivos. Los objetivos deben ser precisos y mensurables, no importa si son a corto o a largo plazo. Cuando los objetivos que te plantean son demasiado vagos, generalmente es porque esconden en el fondo una resistencia, es porque algo dentro de ti te lleva en el sentido opuesto y no quiere que se cumplan. 

Deshacerte de los remordimientos. No te dejan avanzar porque te hacen mirar continuamente al pasado y te roban la fuerza, cuando lo que necesitas es mirar hacia el futuro. Aprender a asumir las consecuencias de nuestras acciones y decisiones, sin remordimientos, es extremadamente liberador porque nos ofrece una seguridad que no conocíamos, una seguridad que nos brinda mayor libertad y atrevimiento para emprender nuevos caminos. 

Enfrentar tus miedos. Enfrentar nuestros miedos y darnos cuenta de que la mayoría de ellos son infundados nos da una sensación de empoderamiento increíble que nunca antes habíamos experimentado. En ese momento te das cuenta de que los verdaderos límites están en tu mente, no en el mundo. 

Amarte incondicionalmente. Amarnos tal como somos. Se trata de amarnos, que no es lo mismo que aceptarnos. De hecho, el amor es un sentimiento mucho más profundo que existe independientemente de los errores y de la razón. Se trata de convertirnos en nuestro mejor aliado, darnos ánimos.

Vivir el momento. Disfrutar del aquí y ahora, sin más pretensiones ni expectativas que vivir lo que está ocurriendo. Cuando aprendes a vivir el momento, algo cambia para siempre dentro de ti, basta con estar plenamente presente, disfrutando de todas esas cosas que antes no veías.

Recuerda que cada día es una decisión. Está en tus manos!

OPINIÓN Y SUGERENCIAS 


Mi Consulta Psicológica 
Ana Luisa López Pérez 
Psicóloga

Av. del Puerto Nº 81, Planta 6ª, Pta. 44. 
Valencia, España. 46021.

Tel. 963 22 59 73
Móvil: 600 25 80 77

miconsultapsicologica@hotmail.es

Comentarios

psicólogas de Valencia ha dicho que…
Un artículo interesante Luisa, gracias por compartir. 1 abrazo.
Eduardo Cossi ha dicho que…
Me interesan sobre manera tidis los temas que planteas, pero Valencia me queda bastante lejos, a ver de que firma nos ponemos de acuerdo para que me hagas llegar o videos o dossiers u otra forma que me puedas proponer. Quedo pendiente de tu información. Gracias anticipadas.
Eduardo Cossi
Gracias por tu comentario.
A través de este enlace que aparece al final del artículo OPINIÓN Y SUGERENCIAS puedes hacerme llegar tu email e información de tu interés para enviarte lo que se publique.
Un saludo.

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL