LA FELICIDAD EN PAREJA

 
LA FELICIDAD EN PAREJA

Alcanzar la felicidad en pareja no sólo tiene consecuencias positivas en nuestra salud mental, sino también en nuestra salud física.
¿Sabías que las personas casadas tienen una mayor esperanza de vida? Un estudio realizado en la Universidad de Duke desveló que las parejas estables tienen un 50% menos de probabilidades de morir de forma prematura, lo cual se debe a que una relación de pareja representa una fuente de apoyo en los momentos más difíciles, mantiene alejada la soledad y, por supuesto, genera muchas satisfacciones.
El secreto no está en encontrar a la “persona perfecta”, sino que radica en aprender a ser feliz en pareja, aprender a disfrutar de la compañía del otro.
No existe una fórmula mágica para ser feliz en pareja pero hay algunas claves que pueden mejorar tu relación.
  • Cultivan los intereses comunes. Con el paso de los años las personas cambian y sus intereses también, sin embargo, las parejas felices cultivan los intereses comunes y les dedican tiempo de calidad.
  • Mantienen vivos los detalles. Su intención de mantener vivos los detalles que suelen existir al inicio de la relación, como caminar tomados de la mano, abrazarse al regresar del trabajo, mantenerse en contacto a lo largo del día o decirse “te quiero” a menudo. Estos pequeños detalles alimentan la intimidad y la complicidad.
  • Se centran en los aspectos positivos. Con la convivencia, es normal que aparezcan roces y que, al conocer profundamente al otro, también descubramos sus “defectos”. Las parejas felices saben centrarse en los aspectos positivos, se mantienen focalizadas en las razones por las que están juntos, no resaltan las diferencias. Esta actitud les permite valorar y apoyar al otro. 
  • Hablan sobre los problemas. Pueden ser una oportunidad para afianzar la pareja y estrechar los lazos afectivos. La clave radica en hablar sobre las dificultades asumiendo una actitud conciliadora.
  • Tienen en cuenta al otro. En una pareja, las decisiones importantes se deben tomar de mutuo acuerdo, respetando las opiniones del otro.
  • Pasan tiempo de calidad juntos. Para que una relación funcione es necesario que ambos pasen tiempo de calidad juntos, que hagan un espacio en su agenda para compartir intereses y pasiones que den lugar a momentos únicos.
  • Se comprometen con la relación. Uno de los mayores secretos para ser feliz en pareja es invertir emocionalmente en la relación. Si ambos se abren emocionalmente y se esfuerzan por superar los obstáculos, la relación crecerá.
  • Son tolerantes. La tolerancia es uno de los ingredientes principales de toda pareja feliz. Estas personas saben qué batallas deben librar y cuáles son intrascendentes. Ser tolerante también implica aceptar al otro por sus “defectos”. Ser tolerante es saber perdonar y pasar página sin guardar resentimientos.
Es posible eliminar los hábitos que afectan la relación de pareja y aprender formas de relacionarse mucho más positivas. Todas las parejas pasan por periodos complicados por lo que la mejor solución no es tirar la toalla sino analizar qué está sucediendo. A menudo, cuando nos precipitamos hacia la ruptura, no asumimos nuestra cuota de responsabilidad y terminamos arrastrando esos malos hábitos hacia la próxima relación, haciendo que esta también fracase.

Por eso, si no eres feliz con tu pareja, habla sobre ello, no lo dejes pasar. No culpes al otro y no esperes que cambie si no estás dispuesto/a a cambiar tú mismo/a. En algunos casos, es recomendable acudir a terapia porque un psicólogo podrá ayudarte a descubrir las pautas que te ayudarán a relacionarte de una forma más sana y trabajar con las emociones que te están bloqueando y afectan negativamente a tu relación.


Mi Consulta Psicológica
Ana Luisa López pérez
Psicóloga

Av. del Puerto Nº 81, Planta 6ª, Pta. 44. 
Valencia, España. 46021 

Tel. 963 22 59 73
Móvil: 600 25 80 77

miconsultapsicologica@hotmail.es
www.laterapiaregresiva.blogspot.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE