NACIMIENTO DE LOS HIJOS

CUANDO LLEGAN LOS HIJOS

El nacimiento del primer hijo abre una etapa diferente en la pareja; en este momento, los nuevos padres tendrán que resolver una serie de situaciones y problemas, la mayoría de ellos relacionados con la crianza de los hijos.

Es importante que cada uno de los miembros de la pareja se sienta en el papel de madre y padre, ya que esto les permitirá asumir las responsabilidades y obligaciones que haya que cumplir en relación con el crecimiento y desarrollo de los hijos, por ejemplo: habrá que estar al tanto del cuidado integral del hijo, favoreciendo su salud, llevándolo al médico, considerando el tipo de valores que se le quieren transmitir, planteando quién lo cuidará cuando no le sea posible a los padres, indagando la escuela ideal en la que lo inscribirán, cómo debe ser educado, el tipo de alimentación que debe tener, los deportes y entretenimientos adecuados a su edad, etc.

La familia brinda al niño las primeras experiencias, así como los elementos necesarios para su desarrollo; los hijos son más vulnerables en este periodo, por lo que hay que brindarles apoyo. Si la familia cumple con proporcionar un ambiente seguro y protector donde los hijos pequeños inicien su aprendizaje, se obtendrán resultados exitosos.

Cuando los hijos ingresan a la escuela, los padres también modifican su organización en cuanto a algunas actividades que ahora tienen que cumplir, desde estudiar junto con ellos, hasta supervisar las relaciones que establecen con otros niños.

Durante el tiempo que los niños entán en la escuela, la madre y el padre, sobre todo la madre, tendrán un poco más de tiempo, puesto que la atención que el niño requiere está compartida con sus profesores, con sus compañeros de clase, y/o con sus nuevos amiguitos.

Se presentan cambios importantes en las relaciones entre padres e hijos y en la forma como estaba funcionando la familia, porque los niños pasan más tiempo fuera de casa por actividades relacionadas con la escuela, o por jugar con sus amigos; también el papá y la mamá pasan más tiempo con otras personas que no tienen que ver con la familia (amistades de trabajo, vecinos, entre otros).

Con las nuevas enseñanzas que los niños están recibiendo, sus preguntas son más frecuentes y en ocasiones complicadas, pues surge del aprendizaje escolar y de la información que entre compañeros se brindan; algunas preguntas en ocasiones causan incomodidad, como las relacionadas con aspectos sexuales: "¿cómo nacen los niños?", ante esto, los padres necesitan ser claros y pacientes para propiciar un ambiente de confianza y establecer una adecuada comunicación.

Esta es una etapa de establecimiento de relaciones sociales, tanto para los hijos como para sus padres. El círculo de amistades se hace más grande por la presencia de los amigos de los hijos, así como de los padres de esos niños. Este es un tiempo de conocer y ampliar el contacto con otras familias; en las reuniones de padres de familia es común escuchar comentarios tales como: "mi hijo es muy inteligente", "si viera lo bonito que dibuja mi hijo", "la semana pasada le dieron un diploma".

Las necesidades de la familia son diferentes conforme los hijos crecen y pasan de la niñez a la adolescencia y posteriormente a la vida adulta; esto implica nuevas formas de pensar, de actuar y de percibirse a sí mismos, además de las nuevas actividades y relaciones que ello conlleva; es importante que cada uno de los integrantes lo comprenda, ya que por lo general estos procesos se viven como periodos críticos. Son momentos donde la relación afectiva de los padres con los hijos es indispensable para fortalecer el vínculo familiar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE