CICLO VITAL DE LA FAMILIA

Proceso natural

  • Noviazgo
  • Desprendimiento o formación de la pareja
  • Nacimiento de los hijos o cuando llegan los hijos
  • Los hijos adolescentes
  • Nido vacío o reencuentro de la pareja
  • Tercera edad y muerte de la familia

NOVIAZGO

Le antecede a la unión de una pareja, el noviazgo, ese tiempo en que descubrimos a una persona, que de tan sólo verla, el corazón late tan fuerte que se nota en la cara, el sonrojo es inevitable, la voz tiembla, no sabemos si saludarla o seguir nuestro camino; pero la atracción es tal, que buscamos la oportunidad para tratarla y conocerla mejor; casi siempre este mejor acercamiento nos deja convencidos de que ella o él, son maravillosos.

En la aproximación con esa persona maravillosa para una declaración de sentimientos, si resulta que hay coincidencia con los nuestros, la felicidad es inmensa, nos sentimos acompañados, comprendidos, deseados y aceptados.

Una vez que se da ese primer acercamiento con la persona de nuestros sueños, empezamos a tener contacto con la realidad y tal vez nos demos cuenta de que nuestra persona ideal tiene defectos; esta situación se puede dar en un periodo relativamente corto.

Si se acepta a la pareja como es, este puede ser el principio de una relación duradera, lo importante es que exista armonía entre ambos. La atracción física y los sentimientos recíprocos deberán estar unidos a la inteligencia y voluntad; es importante conocer su manera de reaccionar ante las diferentes situaciones que se presentan en la vida, sus intereses, el tipo de relación que establece con otras personas, lo que además dará tiempo para que la relación madure y dé paso a la unión.

En los cuentos con frecuencia leemos "se casaron y vivieron felices", como si el matrimonio fuera el final de una etapa de la vida que garantiza la felicidad y el amor eterno, siendo en realidad el momento en que se inicia una gran cantidad de cambios y de ajustes desconocidos tanto para el hombre como para la mujer.
La elección de pareja es un intenso proceso de selección, en donde es importante que existan afinidades en cuanto a intereses económicos, familiares, sociales, culturales, etcétera; estos intereses comunes favorecen la adaptación ante esta nueva etapa de la vida.

Bajo cualquier circunstancia, el noviazgo juega un papel determinante en la selección de pareja, pues de acuerdo con la comunicación y conocimientos que se den entre ambos, se marcará el tipo de relación que se establecerá.

La pareja no es un estado inmutable de dos personas que no cambian. Es más bien un viaje por un camino elevado psicológica y espiritualmente que comienza con la aparición del enamoramiento, que vaga a través del escarpado trecho de descubrirse y que culmina en la creación de una unión íntima, divertida y trascendente, capaz de renovarse en la reelección mutua, una y otra vez, durante toda la vida.

La construcción de un vínculo de este tipo no se apoya en la habilidad para poder conquistar al compañero o a la compañera perfecta ni en la suerte de cruzarse algún día con la persona ideal, sino con el continuo trabajo de construir una relación adulta, sana y nutritiva que empiece por desandar la falsa creencia heredada del amor como prisión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA IMPORTANCIA DE TENER UN AMANTE

EL SIGNIFICADO DE LAS COSAS

KAIZEN EN TU CRECIMIENTO PERSONAL